3 de febrero 3011
Estudio 2
C1429BFE - CABA
+5411 4703-3700
www.poli-boxaca.com.ar
info@poli-boxaca.com.ar

Blog

HomeWorkplacesEspacios de trabajo en constante evolución
espacios de trabajo

Espacios de trabajo en constante evolución

Lo único constante en la vida es el cambio

Independientemente del lugar o situación, nuestras vidas son rápidas y en constante cambio y las herramientas que elegimos deben mantenerse al día para no convertirse rápidamente en obsoletas.
Se nos revela la necesidad de unirnos a la Evolución del veloz y cambiante mundo del trabajo.
Nos hacemos la pregunta de cómo será la oficina del futuro: el avance de la tecnología hará desaparecer la oficina que conocemos hoy en día?
Si consideramos las tendencias y comportamientos detectamos que vivimos y trabajamos en un estado indefinido de adaptación y flexibilidad al cambio, como es evidente en los dos temas principales: La oficina creativa y el papel de la naturaleza junto a la tecnología en el ámbito de la oficina.

Una oficina creativa

La tarea creativa es la de innovar y destacarse de manera apasionada. Las personas se desarrollan mejor en ámbitos que lo reflejen en la mayor libertad posible donde la improvisación, el pensamiento visual y la actitud innovadora están presentes.
Los usuarios son personas bien informadas y prosumidores conocedores de la tecnología quienes deben poseer tanto la capacidad de pensar en grande como el realismo suficiente para convertir sus ideas en realidad.

 

 

La necesidad de interacción es un elemento clave, como lo es la necesidad de personalización, tanto en áreas de trabajo individuales e imagen corporativa o identidad cultural del espacio de oficina.
Los entornos de negocios creativos deben destacarse y generalmente tienen más requisitos que los lugares de trabajo normales.
Tener la sensación de realizar una actividad de manera creativa es experimentar la felicidad de estar vivo.

La naturaleza y la tecnología

En la oficina los espacios sensibles cultivan la inspiración que puede ser proporcionada por la combinación sana de los recursos naturales y elementos técnicos. En lugar de considerar cada uno por separado de la otra, nos fijamos en la forma en que podrían coexistir la mayor fluidez posible.

Según Kevin Kelly, editor ejecutivo de la revista “Wired”, todos los móviles, computadoras y servidores en red constituyen la máquina más fiable jamás hecha, con cero tiempo improductivo, más de 100 mil millones de clics al día, consumiendo el 5% del consumo global de energía eléctrica y 246 exabytes almacenados en línea.

Los seres humanos, con sus sentimientos, emociones y comportamiento irracional, son la extensión “natural” de esta máquina.
Como resultado, nuestras oficinas – los lugares en que pasamos la mayor parte de nuestro día – son las plataformas en las que los dos componentes interactúan. De acuerdo con esta visión, “convertirse en verde” representa la necesidad de reapropiación de nuestros espacios, más allá del uso del verde como metáfora de los espacios humanos. Es una forma de establecer una nueva relación con la tecnología, más útil y amigable con una atención constante a características sensoriales.
Es una manera de integrar la lógica natural en la tecnología para definir un nuevo paradigma: el espacio “tecnonatural”.
La revolución digital ha cambiado radicalmente los hábitos de trabajo, reduciendo las tareas repetitivas y dándole el valor a la oficina como un lugar donde se comparten experiencias y se consigue capacitación.

La libertad para alejarse del propio escritorio sin perder el acceso a voz y datos permite a los usuarios de oficina realizar tareas en una variedad de entornos colaborativos e informales como zonas de asientos blandos, cafeterías y restaurantes.
Los espacios de trabajo contemporáneos responden a la pregunta de “qué tipo de espacio necesitamos” en lugar de responder a “cuánto espacio es necesario

Filosofía del bienestar y felicidad

Los espacios de trabajo pueden ser lugares en los que la gente viva saludablemente y deje la oficina más saludable de lo que era cuando llego.
El sedentarismo es parte de la vida actual y la gente es sedentaria tanto en su casa como en la oficina.
El bienestar involucra muchos aspectos de la cultura organizacional, desde generar en los empleados un sentido al trabajo, hasta brindarles el espacio y herramientas adecuadas para ser exitosos en la tarea.
Un espacio de trabajo que ofrece una paleta de espacios y posturas promueve el bienestar.
El alto nivel de stress está implícito en el trabajo actualmente: Nos comunicamos y colaboramos constantemente. Es difícil desconectarse, pero hay veces que es necesario contar con espacios libres de distracción para lograr concentración en una tarea, tener una conversación privada, o tan solo momentos de asilamiento.
Todo esto se logra con tan solo cambiar de escenario. Una cultura de bienestar también debe ayudar a potenciar la creatividad de la gente. Cuando la gente se siente apoyada y contenida por el lugar de trabajo está más segura y comprometida en su esfuerzo.

Por eso, brindar una gama de espacios, un menú de diferentes opciones de espacios de trabajo para modos de trabajo diversos, opciones de posturas, desde reuniones espontaneas ” de parado” hasta reuniones más formales y pre agendada, espacios de trabajo normalmente sentados, individuales o colectivos, espacios adecuados para la colaboración, mantienen a la gente mentalmente fresca y confortable en su esfuerzo.
La aparición de nuevos espacios integrados con actividades de distensión, generan un vínculo diferente con el trabajo: Lugares donde refrescar el espíritu, espacios de respiro, espacios donde alimentar el cuerpo y a la vez socializar con otros. Lugares donde generar el encuentro y la conexión con otros cara a cara.

Una evolución en las organizaciones incluye el brindar a los empleados un bienestar mental, físico y emocional.

POST A COMMENT