3 de febrero 3011
Estudio 2
C1429BFE - CABA
+5411 4703-3700
www.poli-boxaca.com.ar
info@poli-boxaca.com.ar

Blog

HomeWorkplacesEl transporte hacia el lugar de trabajo
el transporte

El transporte hacia el lugar de trabajo

Si nos focalizamos en analizar la calidad del transporte hacia el lugar de trabajo, podremos entender el importante papel que juega este tema en los trabajadores a la hora de optar por un empleo

Tal como es hoy, la mayoría de los trabajadores viajan de su casa al trabajo cada día antes de pasar ocho a diez horas en la oficina. La creciente prevalencia de opciones de trabajo flexibles, incluyendo el tele-trabajo, el trabajo desde el hogar y el coworking, significa que los trabajadores tendrán la opción de pasar menos tiempo en la oficina y también menos tiempo de desplazamiento. Los aumentos en el trabajo flexible, aunque beneficioso, también plantean desafíos con respecto a la tecnología, las políticas organizacionales y la interacción social. La capacidad de conexión social y tecnológica desempeñará un papel importante en la eficacia a largo plazo y generalizada del trabajo flexible.

A pesar de estos cambios en la tecnología, la política, el transporte público y la demografía, la mayoría de los trabajadores continuarán conduciendo hacia y desde el trabajo cada día por los próximos cinco años. Esto significa que los lugares de trabajo seguirán centralizándose principalmente en ciudades grandes y medianas o áreas suburbanas de alta densidad. Con el tiempo, este exceso de tiempo de trabajo contribuye al ausentismo, disminución del compromiso político, la salud, los problemas sociales, y la disminución del equilibrio entre el trabajo y la vida.

Pronóstico para los próximos diez años

Los métodos de conmutación y el propio trayecto comenzarán a cambiar a medida que evolucionen las alternativas de transporte y la creciente prevalencia del trabajo flexible continúe proporcionando alternativas.
El propio trayecto, cuando se tome, se hará más flexible y personalizado, más rápido, más respetuoso con el medio ambiente y menos dependiente de los automóviles de un solo ocupante. En las ciudades más grandes, el interés por el “walkability”, la sustentabilidad ambiental y la rentabilidad contribuirán a disminuir el interés en la propiedad del automóvil. Los suburbios y las zonas semi-rurales seguirán siendo más transitables y accesibles mediante el transporte multimodal.
Adaptándose a los aumentos en la opción de desplazamiento de bicicletas, las ciudades aumentaran y desarrollaran una infraestructura plenamente integrada con la bicicleta. Los edificios serán más seguros y más facilitarán a los ciclistas a disfrutar de un viaje sin obstáculos. Esto significa que los empleadores buscarán cada vez más espacios conectados a las redes de bicicletas y atendidos por programas de uso compartido de bicicletas.
Las oportunidades de compartir viajes como Uber seguirán siendo populares, y los sistemas de transporte público continuarán expandiendo rutas y servicios. La tecnología de tránsito integrada hará que sea fácil y económico evitar la conducción. Los vehículos auto-dirigidos aumentarán en disponibilidad y popularidad, ofreciendo a los viajeros la posibilidad de llegar fácilmente de un lugar a otro sin los problemas asociados con la conducción tradicional. El tránsito individual tiene la oportunidad de evolucionar y expandirse, utilizando los principios de conducción compartida y los autos sin conductor.

Dentro de 25 años

A medida que avanzamos aún más hacia el futuro, los sistemas existentes comenzarán a dar paso a soluciones que priorizan la alta velocidad y la alta comodidad. El viaje de alta velocidad combinado con la tecnología que permite la conexión remota sin interrupciones ampliará las opciones para donde un empleado pueda vivir o trabajar, liberando más tiempo cada día para trabajar o realizar actividades personales.

Los sistemas del tránsito de alta velocidad sustituirán sistemas existentes alrededor del mundo, permitiendo una mayor conectividad y reduciendo el tiempo pasado en tránsito. Los trenes de levitación magnética, por ejemplo, utilizan un mecanismo “flotante” propulsado por imanes ya están siendo probados en algunas partes del mundo ( en algunos casos alcanzan velocidades de más de 480 km/h.)

Esto tiene implicaciones masivas no sólo para los urbanistas, sino también para los diseñadores de edificios. Aunque las tasas de implementación varíen según la geografía, el tránsito del futuro es más rápido, más conveniente y más accesible impactando en la manera que los trabajadores se desplazan hacia sus lugares de trabajo.

Y ahora arriesgamos en imaginar algo menos probable, pero todavía posible:

que pasa si… el transporte público no existe?
… el cambio climático elimina todas las opciones de transporte que no usan fuentes de combustible limpias
… el tele-transporte se hace posible
… la tecnología de trabajo a distancia hace que el viaje sea obsoleto

Todo esto puede parecer poco probable, pero vivimos en un mundo que cambia rápidamente y quién puede decir qué innovaciones podrían surgir en el futuro. Lo que sabemos es que el viaje cambiará, y que los diseñadores tendremos que acomodarnos a ello.

Link de interés, charla  Ted: https://www.ted.com/talks/wanis_kabbaj_what_a_driverless_world_could_look_like?language=es

POST A COMMENT